El dominicano Adris De León llega a reforzar a Titanes en la temporada 2021

El experimentado armador llega tras haber sido el mejor asistidor de la ‘burbuja’ Cali 2020 de la LBP.

Cada vez que Titanes de Barranquilla saltaba al maderamen del coliseo Evangelista Mora para enfrentar a Búcaros de Bucaramanga, en la ‘burbuja’ Cali 2020, de la Liga de Baloncesto Profesional (LBP) que se jugó recientemente, uno de los rivales que más pidió referenciar Tomás Diaz fue el dominicano Adris Geraldo De león Jiménez, virtuoso armador que, a la postre, se convirtió, con 97 asistencias, en el mejor en ese rubro del torneo.

De León, de 1,80 de estatura, tuvo un excelente nivel en la competencia y se quedó en la retina del cuerpo técnico y directivo del equipo de Barranquilla, por lo que es motivo de felicidad y orgullo darle la bienvenida a la plantilla que enfrentará la Basquetbol Champions League Americas (BCL), próxima a iniciarse a comienzos del 2021. También refuerza al equipo de cara a la liga colombiana.

Nacido el 10 de julio de 1984, De León reconoce que el amor por el baloncesto inició en su niñez, en los Coquitos de La Puya de Arroyo Hondo, un deprimido sector de Santo Domingo. Sin embargo, en ese momento no sintió que se le diera fácil practicarlo, por lo que se puso el reto de entrenar hasta ser el mejor.

“No era el mejor, pero recuerdo que amé el deporte y desde entonces me esforcé mucho”, anotó el dominicano.

A los 10 años emigró a Estados Unidos con su familia y se estableció en Washington Heights, Manhattan, donde asistió escuela secundaria Louis D. Brandeis en el Upper West Side de Manhattan.

No jugó al baloncesto en serio hasta el verano de su último año, en el equipo de la Unión Atlética Amateur con el que viajó por el país. Luego asistió al College of the Siskiyous en California y al College of Southern Idaho antes de graduarse finalmente de la Eastern Washington University en 2009.

Hasta ese momento, Adris se había hecho popular en el baloncesto callejero, el que se jugaba en los parques de la Gran Manzana, donde, asegura, obtuvo las habilidades que le sirvieron para forjarse la exitosa carrera que hasta hoy ha tenido.

“Vengo de ahí, del basquet que se juega en la calle y ahí aprendí todo y me hice un nombre. Sin embargo, llegó un momento en el que tuve que dejarlo cuando entré al profesionalismo y todavía, más de una década después, lo extraño, pero soy de ahí”, destacó De León.

Fue entonces cuando se hizo un grande vacío en las ligas de calle del verano: la Dyckman Park, la West 4th, la Rucker Park, la Pro City y la Hoops in the Sun en Nueva York, donde su juego le valió el apodo de ‘2 Hard 2 Guard’.

También podría interesarte

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Acepto Leer Más