Para fortalecer relación con los ciudadanos, Distrito brinda capacitación a miembros de la Policía

A través de un diplomado con enfoque en derechos humanos y protocolos de atención ciudadana, los uniformados participaron de este ciclo formativo.

Para el subintendente Juan Díaz Tovar, la oportunidad de seguir su formación académica para mejorar su profesión como policía representa un logro importante dentro de los años que tiene sirviendo a la patria.

Con entusiasmo reconoce que la educación es una herramienta fundamental en el mejoramiento del servicio policial en la ciudad: “El apoyo que la Alcaldía nos está brindando para capacitarnos en Derechos Humanos, hasta el momento, ha sido excelente. Nos beneficia mucho porque ahora podemos saber cómo actuar hacia la ciudadanía, para evitar menos errores”, aseguró el uniformado.

Así como el subintendente Díaz, hoy Barranquilla cuenta con 920 policías de vigilancia recientemente formados para brindar un servicio más cercado y de mejor calidad a los ciudadanos.

La iniciativa surgió como respuesta a las solicitudes de la ciudadanía durante las movilizaciones sociales que tuvieron curso a mediados del 2021 y, a su vez, es una acción estratégica para impulsar el Proceso de Transformación Integral de la Policía Nacional, alineada con los grandes retos a nivel nacional.

“Desde la Administración distrital le apostamos a tener cada vez mejores policías, porque para construir seguridad y sana convivencia debemos tener personal mucho más capacitado y, al mismo tiempo, que cuente con las herramientas y el conocimiento para estrechar los lazos con la comunidad. Sin embargo, este es un trabajo que se logra con la unión de la ciudadanía, la administración y las autoridades policiales, mantenernos articulados en fundamental para obtener los resultados esperados”, expresó el jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez.

Lo que se pretende con esta gestión educativa es que los barranquilleros fortalezcan la confianza hacia la institución y reciban un servicio que responda adecuadamente a las necesidades de seguridad y de convivencia local, es decir, un policía más cercano, amigable, capaz de intervenir y transformar de manera positiva el desarrollo de la vida en comunidad.

Todo este proceso de formación liderado por el alcalde Jaime Pumarejo e implementado por la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, a través de la Universidad de la Costa, cuenta con un plan académico enfocado en puntos de vital importancia entre los que se destacan: aspectos constitucionales relevantes en la aplicación del derecho de policía, lineamientos humanitarios y normativos en la prestación del servicio de policía, protocolo de atención al ciudadano, manejo de emociones, situaciones de crisis y habilidades sociales, manejo del estrés laboral y ética aplicada a la prestación del servicio policial.

Las temáticas desarrolladas por módulos contaron con la aplicación de casos prácticos para facilitar la asimilación de los contenidos y acompañamiento pedagógico permanente. El diplomado contó con una duración de 3 meses y una intensidad horaria de 96 horas. Dicho espacio de formación también es una respuesta a los compromisos estipulados en la Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

También podría interesarte

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Acepto Leer Más